20.10.20

LOS GRANDES ENEMIGOS DE LA VERDAD EN LA ERA DEL CONOCIMIENTO (PARTE II): LAS MENTIRAS Y LOS ENGAÑOS

                                                                                                                    Imagen de Gerd Altmann en Pixabay


 LA IMPORTANTE DIFERENCIA ENTRA LA MENTIRA Y EL ENGAÑO

Este es el segundo artículo que comparto en el que hablo de los enemigos de la verdad. Podéis leer el artículo sobre las creencias y los dogmas aquí.

En esta ocasión, hablaré sobre la mentira y el engaño:
 

Las dos primeras acepciones de la RAE de mentira son:

1. Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se piensa o se siente.

2. Cosa que no es verdad.”


La primera acepción de la RAE de la palabra engañar es:

Hacer creer a alguien que algo falso es verdadero.”


Aunque son similares estos dos significados, no son iguales.


Yo miento cuando digo algo que no es verdad. Pero también te puedo engañar o inducir al engaño, cuando, sin necesidad de mentir, te hago creer algo que no es verdad.


Y el mejor ejemplo lo tenemos en la publicidad, que en multitud de ocasiones nos engaña, pero sin mentir. Pongo varios ejemplos:


¿Acaso cuando compramos una hamburguesa, la foto no nos hace pensar que realmente es más grande de lo que es? ¿acaso alguien duda de que este engaño no es deliberado? Sin embargo, los gobiernos obligan a estas empresas a decir el peso exacto del alimento que nos están vendiendo. Pero, ¿alguien que no siga una dieta estricta mira alguna vez el peso de una hamburguesa cuando va a comprarla?


Lo mismo ocurre cuando compramos ciertos artículos en el supermercado. Muchos de los envases nos hacen pensar que el contenido es mayor que el que realmente luego nos encontramos. O artículos como los néctares, que muchas veces no sabemos distinguir de los zumos, ya que la imagen del envase es prácticamente idéntica.


Por otro lado, cuando ocultamos la verdad, aunque sea sin mentir, estamos tratando de inducir a error a la otra persona con la intención de engañar.


El engaño se encuentra por todas partes en nuestra sociedad, pues no es tan fácil de identificar como las mentiras, por lo que es mucho más peligroso que estas.


Por último, os dejo aquí otros dos artículos en los que doy ciertas pautas para aprender a discernir:


¿Cómo aprender a discernir? ¿cómo distinguir la verdad de la mentira?

¿A quién creer? Cómo gestionar la información

13.10.20

LOS GRANDES ENEMIGOS DE LA VERDAD EN LA ERA DEL CONOCIMIENTO (PARTE I): LAS CREENCIAS Y LOS DOGMAS

Se atribuye a Nietszche la frase que reza el cabecero de mi blog: “Las creencias son más peligrosas enemigas de la verdad que las mentiras”. 

 

En este artículo y en el siguiente, os voy a hablar de los enemigos de la verdad: las mentiras, los engaños y por supuesto, las creencias y dogmas.

 

En lo que se refiere a su peligrosidad, yo diría que cualquiera de estas prácticas es más o menos peligrosa tanto en cuanto somos capaces de tomar conciencia sobre ellas.

Es por ello que en una escala de peligrosidad, estarían:

1. Las creencias y los dogmas: 

            - Religiosas

            - Políticas

            - Científicas

            - Culturales y sociales

2. Los engaños.

3. Las mentiras. A pesar de que son las que tienen peor fama en nuestra sociedad, las mentiras son más fáciles de identificar, de definir y de juzgar.

En este artículo y en el siguiente pretendo reflexionar y quizá arrojar un poco de luz, a estos enemigos de la verdad y del conocimiento.

 

Imagen de J F en Pixabay
Imagen de J F en Pixabay

LAS CREENCIAS Y LOS DOGMAS:

Tanto a nivel religioso, como político, científico, cultural o social en general, normalmente tendemos a 'informarnos' siempre desde los mismos canales, lo cual hace que sea a veces muy difícil salir de un determinado círculo de influencias.

 

Por lo cual, es un imperativo que siempre contrastemos las fuentes de todo aquello que leemos y busquemos a expert@s en las áreas de las que nos 'informamos'. 

 

Aquí podéis encontrar dos enlaces en los que doy ciertas pautas para poder discernir y contrastar la información:

¿Cómo aprender a discernir? ¿cómo distinguir la verdad de la mentira?

¿A quién creer? Cómo gestionar la información

 

1. Creencias religiosas. Las creencias religiosas y espirituales, las supersticiones y los dogmas condicionan nuestra vida mucho más de lo que nos imaginamos. Es por ello que es muy importante leer y estudiar las diferentes culturas y creencias. Muchos estados han luchado por la laicidad, aunque aún no la hemos conseguido por ejemplo en España. La 'verdad' católica sigue siendo difícil de discutir, ya que desde pequeñ@s se adoctrina a nuestr@s hij@s en clase de 'religión (católica)'.

Lo ideal es que nuestr@s hij@s fuesen a clase de ética o de historia de las religiones, en la cual se explicase la importancia de todas las religiones en nuestra sociedad, y se les enseñase a discernir.

Pero, por ejemplo, en religiones como el catolicismo, el protestantismo (iglesia evangélica) ó el islam, se nos previene precisamente contra el “abrir la caja de Pandora”, es decir, investigar en la verdad fuera de esas religiones, siendo incluso una deshonra para la familia el investigar más allá de tu propia religión.

 

2. Creencias políticas. Al igual que las creencias religiosas, las creencias políticas también se nos inculcan desde pequeñ@s, con lo cual son especialmente peligrosas, pues es muy difícil salir de ellas, dándonos muchas veces la sensación de que estamos traicionando a nuestra familia.

Si nuestr@s padres son ambos de izquierdas o de derechas, será muy difícil que nosotr@s seamos de la ideología contraria. Por otro lado, si tenemos la suerte de tener un padre de izquierdas y una madre de derechas, nuestra objetividad será mayor, siendo más capaces de ponernos en una situación más equilibrada.

Por otro lado, los medios de comunicación suelen tener todos una inclinación política, que si estamos atentos podremos dilucidar. También podemos hacer una búsqueda en internet poniendo 'Antena 3 de derechas' ó 'Antena 3 de izquierdas' para leer las argumentaciones de diferentes personas y sacar luego nuestro propio criterio al respecto.

 

                                                                                                                    Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

3. Creencias científicas o sobre la ciencia. La RAE define la ciencia como:

Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente.”

 

Las creencias científicas, por extraño que nos pueda parecer, también existen. Que la Ciencia no es exacta, es un postulado ya admitido por la comunidad científica desde Popper y Kuhn:

https://es.wikipedia.org/wiki/Ciencias_exactas

 

Debemos tener la humildad para aceptar la incognoscibilidad de las verdades en el Universo y que los descubrimientos de la ciencia, son tan sólo aproximaciones.

 

Por lo tanto, personalmente considero una aberración las calificaciones de 'pseudociencia' de ciertas personas (y más aún de los gobiernos, en concreto el de España) que pretenden hablar en nombre de la 'comunidad científica' para referirse a disciplinas que no consideran científicas a pesar de que utilizan diferentes métodos científicos (o de aproximación al conocimiento).

 

Asimismo, discrepo sobre la creencia de que sólo existe un método científico. Pues si somos capaces de reconocer que nuestras metodologías científicas no son exactas, también debemos reconocer que no puede existir un sólo camino para percibir o para aproximarnos a la realidad. De la misma manera que tenemos 5 sentidos (o más, como ya se está descubriendo), no puede existir un sólo método científico, sino que debe haber muchos, por no decir infinitos.

 

Según la Wikipedia, la epistemología es la rama de la filosofía que estudia el conocimiento científico, y que algunos autores consideran diferente de la gnoseología, que estudia el conocimiento 'en general':

https://es.wikipedia.org/wiki/Epistemolog%C3%ADa

 

Y yo me pregunto, qué diferencia existe entre el 'conocimiento científico' y el 'general'? ¿existe algún conocimiento que pueda considerado verdad y al mismo tiempo no ser cientifico? ¿se puede considerar verdad a algún conocimiento que no haya sido validado por el 'método científico'?

 

Todas estas incongruencias abundan tanto en la ciencia como en la comunidad científica, en la filosofía y en todas las teorías epistemológicas y de acceso a la verdad o el conocimiento.

 

Es obvio que nos encontramos ante un gran peligro en nuestra sociedad respecto a las mentiras, los bulos, las fake news, la falsedad... Es por eso que he creado este blog, para que aprendamos todes a no manipular la verdad.

 

Pero muchos de los descubrimientos han sido realizados por personas que han desafiado a lo establecido y han cuestionado las supuestas 'verdades de la ciencia', como Marcelino Sanz de Sautuola y Pedrueca que descubrió las cuevas de Altamira (sobre el cual hay una preciosa película digna de ver) ó los descubrimientos de Galileo Galilei.

 

Es por ello, que siempre que debato en las redes sociales sobre esta cuestión, pido humildad a mis amig@s científic@s, y que se evite la censura y la difamación, sobre disciplinas en las que muchas personas han dedicado su vida a la investigación.

 

Además, considero urgente que el gobierno de España deje atrás la censura y la persecución a las terapias naturales (que en Facebook en concreto está siendo contratada a las empresas Maldita y Newtral entre otras):

https://elpais.com/tecnologia/2019/03/12/actualidad/1552350738_032029.html

 

No entiendo por ejemplo, entre otras cosas, que no se haya manifestado (si es que no ha participado), ante la censura del canal Mindalia TV por parte de Youtube, cuando la mayoría de sus contenidos son, no sólo inofensivos, sino muchos de ellos (como el canal de Yoga que tenía Ramiro Calle) beneficiosos y probados científicamente. Es cierto que quizá algunos vídeos son demasiado pretenciosos y potencialmente peligrosos, como los relativos al coronavirus, pero me pregunto: ¿no podrían haber censurado sólo esos vídeos concretos y no el canal entero?

 

Quienes me conocéis sabéis que no soy de izquierdas ni de derechas, y no tengo una inclinación política ni ideológica concreta. Pero considero que en esto el gobierno de España se está equivocando mucho.

 

4. Crencias culturales y sociales. Por último y no menos importante en cuanto a peligrosidad se refiere, están las creencias culturales y sociales, que muchas veces tienen que ver con la religión, pero otras veces no.

 

Es el caso de las creencias limitantes. Creencias que nos acompañan también desde pequeñ@s y que nos inculcan en nuestra familia, escuela y entorno social. Creencias respecto a la apariencia física, a consumir ciertos alimentos o a llevar un modelo de vida concreto.

 

Creencias como que ser pobre es bueno y ser rico es malo, que el dinero o el poder corrompen a las personas, o viceversa, que el dinero o las posesiones son la clave para la felicidad.

 

Si yo creo que el dinero es malo, nunca tendré dinero. Si por el contrario, creo que el dinero es la fuente de la felicidad, no seré capaz de tener una vida modesta.

 

Muchas veces, tenemos la costumbre de relacionar la cultura con el estatus social o con una ideología concreta, o de juzgar a las personas por su forma de vestir o de actuar.

 

                                                                                                                 Imagen de Anastasia Gepp en Pixabay

Otras creencias perjudiciales son que todes les polítiques son corruptes, que si me meto en política voy a acabar igual o que apoyar a las ONGs no tiene sentido porque el dinero se lo quedan ell@s y no va a llegar nunca a su destinatario. De esto último también hablo en este artículo:

Excusas típicas para no donar a ONGs y cómo rebatirlas

12.8.20

¿Qué es un colectivo o asociación y para qué sirve?

Foto por Geralt (Pixabay) 
Como muchas otras veces que escribo en este blog, esta reflexión ha venido inspirada por una interesante discusión en un chat acerca de la utilidad de los colectivos.

Un colectivo es un gremio profesional, ya sea de autónomos o asalariados. La calidad de la democracia se mide por el grado de asociacionismo de un país: https://recyt.fecyt.es/index.php/recp/article/view/37534

La sociedad civil y las libertades de las que gozamos ahora, se las debemos a los intelectuales que encendieron la llama para la creación de los Estados Unidos y a los que dieron lugar a la Revolución Francesa.

Como persona que llevo toda mi vida participando en colectivos, me doy cuenta de una triste realidad: en todos los colectivos sociales, siempre hay dos o tres personas que participan activamente, el resto se deja arrastrar, sin informarse de qué trata el colectivo e incluso quejándose pasivamente de que se debería hacer esto o lo otro, sin mover un dedo.

Lo más importante que debemos hablar en un colectivo es de nuestra responsabilidad y derechos sociales. Vivimos en un momento donde todo el mundo habla de sus derechos, pero no nos damos cuenta de que para que la democracia sea sana, tod@s debemos implicarnos a nivel social. Los cambios políticos nunca han caído del cielo. Ha sido porque ciertas personas se han asociado en colectivos y han conseguido cosas a nivel político y social.

Nos falta un punto de madurez como sociedad, como bien explica el filósofo Erich Fromm en su libro que siempre menciono y que debería ser de lectura obligada en los institutos: 'El miedo a la libertad'. Ese punto de madurez social lo alcanzaremos cuando, conscientes de que nuestra ansiada libertad depende del compromiso y responsabilidad social de cada un@ de l@s ciudadan@s, comencemos a trabajar por nuestros derechos y libertades (no sólo a manifestarse y a reclamarlos pasivamente); implicándonos en colectivos o asociaciones.

La unión hace la fuerza, y los colectivos humanos son algunos de los mayores éxitos de nuestra sociedad, por no decir el mayor.

En estos posts de mi blog podéis ver algunas sugerencias para poder influir positivamente en vuestro entorno. Las cosas se pueden cambiar, sólo hace falta voluntad y activismo:

4.6.20

¿PUEDEN EL YOGA, LA MEDITACIÓN Y EL MINDFULNESS ACABAR CON LAS GUERRAS?

Imagen de Shahariar Lenin en Pixabay
 Para poder llegar a responder esta pregunta, debemos preguntarnos primero cuál es el origen de las guerras.

Gandhi dijo que "no hay caminos para la Paz, la Paz es el camino.", y a partir de este lema consiguió llevar a la India a la independencia. ¿Cómo lo hizo? Generando conciencia. No lo hizo a través del odio, a través de la rabia, ni a través de la lucha. Sino a través de la Paz.

Gandhi, el padre de la independencia india:

La sabiduría india, trasciende la concepción occidental de buen@s y mal@s. Por supuesto el bien y el mal existen (aunque tienen un alto índice de subjetividad), pero no así l@s mal@s y l@s buen@s. Esto es lo primero que tenemos que comprender cada uno de los seres humanos que poblamos este planeta.

El bien y el mal están en cada un@ de nosotr@s, y obviamente, en cada persona en diferente medida, pero cada un@, hasta el mayor asesin@ que nos podamos imaginar, somos víctimas de nuestras vivencias, nuestra educación y de nuestra cultura. Son estas últimas las que nos mueven y condicionan a tomar decisiones sabias o erradas.

El mal de un@s poc@s es más visible y camufla el de la mayoría. Pero los pensamientos y sentimientos de odio, rabia, venganza, deseo de poder, de comodidad, de confort, la envidia, la frustración... están en cada un@ de nosotr@s, por muy buen@s que nos creamos que somos. Si no hubiesen tenido apoyo, ningún dictador habría podido ejercer su poder. Aún me acuerdo esa frase que decíamos de pequeñ@s: "imagínate que hay una guerra y no vamos nadie." Pues eso exactamente es lo que consiguió Gandhi con su pueblo.

Como bien me dijo mi gran amigo David Rodríguez: "cuando comiences a ver el mal en ti, comenzarás a sanar."

El Efecto de la Sombra de Debbie Ford, nos lo explica muy bien:

Esta sabiduría y esta conciencia es una sabiduría perenne que ya conocían l@s antigu@s. Desde Krishna, Buda, Lao Tsé, Confucio, Jesucristo, los sabios de Delfos (https://latunicadeneso.wordpress.com/2011/01/30/los-preceptos-de-delfos-o-una-filosofia-de-la-vida/)...

La Paz está llegando ya, por contagio de esta consciencia.

El lema de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) es "construir la Paz en la mente de los hombres y de las mujeres".

Es una buena noticia, que la principal organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura, fije ésta como su misión, pues un síntoma de que el mundo se está dando cuenta de que la Paz debe construirse en cada una de nuestras mentes.

¿Y cómo lo hacemos?

Afortunadamente, hoy día conocemos una poderosa herramienta cuya esencia es milenaria (Buda ya hablaba del control de las emociones) pero que hoy ya es ciencia: la Psicología.

Y dentro de esta ciencia, en las últimas décadas se está avanzando en la disciplina de la Psicología Humanista y dentro de lo que se conocen como Terapias de 3a Generación, el Mindfulness, que es básicamente Meditación, desde un punto de vista científico.

El objetivo del Yoga, es preparar el cuerpo para la Meditación, que es la herramienta que nos ayudará a conseguir el objetivo que rezaba el templo de Delfos: "conócete a ti mism@".

Cuando la gran mayoría de los seres humanos sea capaz de conocerse a sí mism@, y trascender el deseo, las pasiones y los "pecados capitales" mencionados anteriormente, sin duda podremos alcanzar la Paz mundial.

Por eso es importante que cada un@ de nosotr@s comencemos a andar el camino para la Paz interior.

10.2.20

POR QUÉ QUIZÁ ERES DE DERECHAS SIN SABERLO

Este artículo puede herir sensibilidades, o más bien ideologías. Pero el lema de este blog, es que las propias convicciones pueden ser más peligrosas incluso que las mentiras, y pretende romper esquemas y crear librepensadores. No pretendo por tanto cambiar tu ideología, sino fraccionarla, y tratar de convencerte de que lo importante no es tu ideología (que te han vendido desde pequeñ@ como un pack), sino la suma de tus ideas, que tú eliges mantener o cambiar.

Probablemente cuando leas este título te preguntarás: ¿qué tiene de malo ser de derechas? ó ¿cómo voy a ser de derechas si toda la vida he votado a la izquierda?

Pues bien, lo importante no es ser de derechas o de izquierdas, sino tener claro qué implica serlo y tener claro cómo influyen nuestros hábitos en nuestra sociedad.

En este artículo explico algunos conceptos básicos para entender el sistema democrático como la propia definición de democracia, el liberalismo, el capitalismo, el socialismo y el comunismo. 

Algunas personas asociamos el autoritarismo a la izquierda con figuras como Lenin ó Fidel Castro, y otras personas a la derecha con personas como Hitler o Franco. Por lo general no solemos hablar de política, ya que esto implica enfrentamiento. Pero lo importante es aprender a hablar de política sin radicalizar en exceso nuestra postura, y utilizando la empatía y la asertividad, porque lo que es evidente cuando discutimos sobre política, es que por lo general, tenemos bastantes ideas confusas.

En primer lugar algunas definiciones:
Democracia. Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes (Fuente: Google).
Liberalismo. Doctrina política, económica y social que defiende la libertad del individuo y una intervención mínima del Estado (Fuente: Wikipedia).
Capitalismo. Sistema económico basado en la propiedad privada de los medios de producción y en la libertad de mercado (Fuente: RAE).
Socialismo. Sistema de organización social y económica basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y distribución de los bienes (Fuente: RAE).
Comunismo. Movimiento político que promueve la formación de una sociedad sin clases sociales, donde los medios de producción sean de propiedad común. Esto implica que la propiedad privada de dichos medios no existiría, lo que llevaría el poder a la clase trabajadora.

A partir de aquí supongo que te identificarás más con unos conceptos que con otros y probablemente estas definiciones ya las conozcas. Personalmente me he sorprendido algunas veces hablando con personas que no sabían que democracia significaba gobierno del pueblo. Por eso, entre otras cosas, me he decidido a escribir este artículo.

Los sistemas de gobierno modernos tienen un parlamento (del francés parler, hablar), es decir, se diferencian de los gobiernos autoritarios, en los que una sola persona impone su voluntad. Es por ello que cuando hay un cambio de gobierno no nos afecta tanto como antiguamente cuando tomaba el poder un nuevo rey, porque ahora, las nuevas ideas y decisiones, deben convencer a un porcentaje de la cámara para poder ejecutarse.

Básicamente, los gobiernos modernos se mueven en un eje entre el liberalismo (más libertad privada y menos control del Estado) y el socialismo (menos libertad privada y más control del Estado).

Y la pregunta clave que hará que comiences a entender la Política es: ¿por qué limitar la Libertad?

Vivimos en una sociedad escarmentada de autoritarismo y con ansias de libertad, en la cual defendemos la Libertad a toda costa, donde primamos la libertad de expresión incluso por encima de la dignidad de las personas y las culturas. Pero todo exceso de libertad, implica unas consecuencias.

Y el mejor ejemplo lo podemos ver en los animales o en l@s niñ@s aún pequeñ@s que no controlan su fuerza, su poder ni su libertad. Mis tortugas murieron, una por inanición y la otra por obesidad, ya que me di cuenta tarde de que la última se comía la comida de la primera. Estos comportamientos individualistas son propios de los mamíferos, incluido el ser humano, y Hobbes lo definió muy bien con dos frases, de las cuales, por desgracia, tuvo más fama la última:
“El hombre es un dios para el hombre” y “El hombre es un lobo para el hombre”. (Hobbes, Epístola Dedicatoria”, De Cive, 1642)


Es decir, en libertad, podemos actuar egoista ó altruistamente y algun@s de nosotr@s nacimos y crecimos siendo más altruistas ó más egoistas, en base a unos motivos genéticos y culturales, que aún la Antropología y la Sociología siguen estudiando. Es por ello que los estados modernos se regulan por un contrato social, o una serie de leyes que limitan esa libertad.

La Educación y el estudio de la Historia y la Filosofía, son las que conseguirán que algún día nuestr@s hij@s encuentren el adecuado equilibrio entre socialismo y liberalismo.

¿Qué consecuencias tiene el exceso de liberalismo? 
El liberalismo económico surgió a partir de las teorías de John Locke, y en principio surgió como un concepto que no era de izquierdas ni de derechas, aunque a día de hoy se asocia con la derecha (en oposición a la izquierda, que se asocia con el socialismo y el mayor control por parte del Estado).

Como hemos explicado, el exceso de libertad de unas personas, afecta directa o indirectamente a la libertad de las otras. 

El exceso de liberalismo fomenta los oligopolios y las desigualdades, reduciendo los derechos de las personas de clase media y baja (a las que pertenece el , ya que sin control del Estado, las grandes empresas son las que realmente pueden disfrutar de libertad, privando de ella a las pequeñas y medianas empresas (PYMES), a l@s autónom@s y a l@s trabajador@s asalariad@s.

¿Por qué soy de derechas sin saberlo y cómo influyen mis hábitos en el modelo social?
Si consumes en grandes superficies, consumes productos de grandes multinacionales que violan los derechos humanos (el 90%), escuchas música en plataformas de streaming (el 90%), utilizas las marcas tradicionales de buscadores y navegadores de Internet y GPS que te dan mayor comodidad... estás otorgando poder a un pequeño grupo de personas que cada vez serán menos.

Por lo tanto, aunque pensemos que somos de izquierdas, votemos a la izquierda y nuestros ideales estén más en sintonía con los gobiernos de izquierdas, con estos hábitos, estamos contribuyendo a un mundo con unas pocas empresas multinacionales que impiden el desarrollo de las PYMES y pequeñ@s autónomos.  

Esto no quiere decir que automáticamente dejemos de consumir de esta forma, pero sí que es necesario y urgente que tomemos conciencia y comencemos a actuar, intentando recurrir al comercio justo, al pequeño comerciante, etc.


¿Entonces es mejor ser de izquierdas? ¿qué consecuencias tiene el exceso de control?
El problema como estás viendo no es ser de derechas o de izquierdas. Las izquierdas totalitarias como la de Fidel Castro, ya han demostrado su fracaso. El exceso de control limita la evolución de la sociedad.

El liberalismo (o su extremo, la Anarquía, que se asocia a la izquierda, pero realmente se sería el extremo opuesto del control del Estado) y el comunismo, funcionarían si nosotr@s y nuestr@s gobernantes tuviésemos una educación impoluta en valores como la empatía y el altruismo. Algo de lo que aún estamos muy lejos como sociedad.

Erich Fromm, Krishnamurti ó Christian Felber son autores de obligada lectura para conocer los desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad, y en mi blog http://laeradelconocimiento.com/ comparto con vosotr@s sus enseñanzas, y algunas herramientas para desarrollar el librepensamiento y contribuir con nuestros hábitos a dejar un mundo mejor para nuestr@s hij@s:

Al final del documental THRIVE: https://m.youtube.com/watch?v=8sYkAi04ojc Foster Gamble nos da más claves sobre cómo podemos actuar 💡😊