20.10.20

LOS GRANDES ENEMIGOS DE LA VERDAD EN LA ERA DEL CONOCIMIENTO (PARTE II): LAS MENTIRAS Y LOS ENGAÑOS

                                                                                                                    Imagen de Gerd Altmann en Pixabay


 LA IMPORTANTE DIFERENCIA ENTRA LA MENTIRA Y EL ENGAÑO

Este es el segundo artículo que comparto en el que hablo de los enemigos de la verdad. Podéis leer el artículo sobre las creencias y los dogmas aquí.

En esta ocasión, hablaré sobre la mentira y el engaño:
 

Las dos primeras acepciones de la RAE de mentira son:

1. Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se piensa o se siente.

2. Cosa que no es verdad.”


La primera acepción de la RAE de la palabra engañar es:

Hacer creer a alguien que algo falso es verdadero.”


Aunque son similares estos dos significados, no son iguales.


Yo miento cuando digo algo que no es verdad. Pero también te puedo engañar o inducir al engaño, cuando, sin necesidad de mentir, te hago creer algo que no es verdad.


Y el mejor ejemplo lo tenemos en la publicidad, que en multitud de ocasiones nos engaña, pero sin mentir. Pongo varios ejemplos:


¿Acaso cuando compramos una hamburguesa, la foto no nos hace pensar que realmente es más grande de lo que es? ¿acaso alguien duda de que este engaño no es deliberado? Sin embargo, los gobiernos obligan a estas empresas a decir el peso exacto del alimento que nos están vendiendo. Pero, ¿alguien que no siga una dieta estricta mira alguna vez el peso de una hamburguesa cuando va a comprarla?


Lo mismo ocurre cuando compramos ciertos artículos en el supermercado. Muchos de los envases nos hacen pensar que el contenido es mayor que el que realmente luego nos encontramos. O artículos como los néctares, que muchas veces no sabemos distinguir de los zumos, ya que la imagen del envase es prácticamente idéntica.


Por otro lado, cuando ocultamos la verdad, aunque sea sin mentir, estamos tratando de inducir a error a la otra persona con la intención de engañar.


El engaño se encuentra por todas partes en nuestra sociedad, pues no es tan fácil de identificar como las mentiras, por lo que es mucho más peligroso que estas.


Por último, os dejo aquí otros dos artículos en los que doy ciertas pautas para aprender a discernir:


¿Cómo aprender a discernir? ¿cómo distinguir la verdad de la mentira?

¿A quién creer? Cómo gestionar la información

13.10.20

LOS GRANDES ENEMIGOS DE LA VERDAD EN LA ERA DEL CONOCIMIENTO (PARTE I): LAS CREENCIAS Y LOS DOGMAS

Se atribuye a Nietszche la frase que reza el cabecero de mi blog: “Las creencias son más peligrosas enemigas de la verdad que las mentiras”. 

 

En este artículo y en el siguiente, os voy a hablar de los enemigos de la verdad: las mentiras, los engaños y por supuesto, las creencias y dogmas.

 

En lo que se refiere a su peligrosidad, yo diría que cualquiera de estas prácticas es más o menos peligrosa tanto en cuanto somos capaces de tomar conciencia sobre ellas.

Es por ello que en una escala de peligrosidad, estarían:

1. Las creencias y los dogmas: 

            - Religiosas

            - Políticas

            - Científicas

            - Culturales y sociales

2. Los engaños.

3. Las mentiras. A pesar de que son las que tienen peor fama en nuestra sociedad, las mentiras son más fáciles de identificar, de definir y de juzgar.

En este artículo y en el siguiente pretendo reflexionar y quizá arrojar un poco de luz, a estos enemigos de la verdad y del conocimiento.

 

Imagen de J F en Pixabay
Imagen de J F en Pixabay

LAS CREENCIAS Y LOS DOGMAS:

Tanto a nivel religioso, como político, científico, cultural o social en general, normalmente tendemos a 'informarnos' siempre desde los mismos canales, lo cual hace que sea a veces muy difícil salir de un determinado círculo de influencias.

 

Por lo cual, es un imperativo que siempre contrastemos las fuentes de todo aquello que leemos y busquemos a expert@s en las áreas de las que nos 'informamos'. 

 

Aquí podéis encontrar dos enlaces en los que doy ciertas pautas para poder discernir y contrastar la información:

¿Cómo aprender a discernir? ¿cómo distinguir la verdad de la mentira?

¿A quién creer? Cómo gestionar la información

 

1. Creencias religiosas. Las creencias religiosas y espirituales, las supersticiones y los dogmas condicionan nuestra vida mucho más de lo que nos imaginamos. Es por ello que es muy importante leer y estudiar las diferentes culturas y creencias. Muchos estados han luchado por la laicidad, aunque aún no la hemos conseguido por ejemplo en España. La 'verdad' católica sigue siendo difícil de discutir, ya que desde pequeñ@s se adoctrina a nuestr@s hij@s en clase de 'religión (católica)'.

Lo ideal es que nuestr@s hij@s fuesen a clase de ética o de historia de las religiones, en la cual se explicase la importancia de todas las religiones en nuestra sociedad, y se les enseñase a discernir.

Pero, por ejemplo, en religiones como el catolicismo, el protestantismo (iglesia evangélica) ó el islam, se nos previene precisamente contra el “abrir la caja de Pandora”, es decir, investigar en la verdad fuera de esas religiones, siendo incluso una deshonra para la familia el investigar más allá de tu propia religión.

 

2. Creencias políticas. Al igual que las creencias religiosas, las creencias políticas también se nos inculcan desde pequeñ@s, con lo cual son especialmente peligrosas, pues es muy difícil salir de ellas, dándonos muchas veces la sensación de que estamos traicionando a nuestra familia.

Si nuestr@s padres son ambos de izquierdas o de derechas, será muy difícil que nosotr@s seamos de la ideología contraria. Por otro lado, si tenemos la suerte de tener un padre de izquierdas y una madre de derechas, nuestra objetividad será mayor, siendo más capaces de ponernos en una situación más equilibrada.

Por otro lado, los medios de comunicación suelen tener todos una inclinación política, que si estamos atentos podremos dilucidar. También podemos hacer una búsqueda en internet poniendo 'Antena 3 de derechas' ó 'Antena 3 de izquierdas' para leer las argumentaciones de diferentes personas y sacar luego nuestro propio criterio al respecto.

 

                                                                                                                    Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

3. Creencias científicas o sobre la ciencia. La RAE define la ciencia como:

Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente.”

 

Las creencias científicas, por extraño que nos pueda parecer, también existen. Que la Ciencia no es exacta, es un postulado ya admitido por la comunidad científica desde Popper y Kuhn:

https://es.wikipedia.org/wiki/Ciencias_exactas

 

Debemos tener la humildad para aceptar la incognoscibilidad de las verdades en el Universo y que los descubrimientos de la ciencia, son tan sólo aproximaciones.

 

Por lo tanto, personalmente considero una aberración las calificaciones de 'pseudociencia' de ciertas personas (y más aún de los gobiernos, en concreto el de España) que pretenden hablar en nombre de la 'comunidad científica' para referirse a disciplinas que no consideran científicas a pesar de que utilizan diferentes métodos científicos (o de aproximación al conocimiento).

 

Asimismo, discrepo sobre la creencia de que sólo existe un método científico. Pues si somos capaces de reconocer que nuestras metodologías científicas no son exactas, también debemos reconocer que no puede existir un sólo camino para percibir o para aproximarnos a la realidad. De la misma manera que tenemos 5 sentidos (o más, como ya se está descubriendo), no puede existir un sólo método científico, sino que debe haber muchos, por no decir infinitos.

 

Según la Wikipedia, la epistemología es la rama de la filosofía que estudia el conocimiento científico, y que algunos autores consideran diferente de la gnoseología, que estudia el conocimiento 'en general':

https://es.wikipedia.org/wiki/Epistemolog%C3%ADa

 

Y yo me pregunto, qué diferencia existe entre el 'conocimiento científico' y el 'general'? ¿existe algún conocimiento que pueda considerado verdad y al mismo tiempo no ser cientifico? ¿se puede considerar verdad a algún conocimiento que no haya sido validado por el 'método científico'?

 

Todas estas incongruencias abundan tanto en la ciencia como en la comunidad científica, en la filosofía y en todas las teorías epistemológicas y de acceso a la verdad o el conocimiento.

 

Es obvio que nos encontramos ante un gran peligro en nuestra sociedad respecto a las mentiras, los bulos, las fake news, la falsedad... Es por eso que he creado este blog, para que aprendamos todes a no manipular la verdad.

 

Pero muchos de los descubrimientos han sido realizados por personas que han desafiado a lo establecido y han cuestionado las supuestas 'verdades de la ciencia', como Marcelino Sanz de Sautuola y Pedrueca que descubrió las cuevas de Altamira (sobre el cual hay una preciosa película digna de ver) ó los descubrimientos de Galileo Galilei.

 

Es por ello, que siempre que debato en las redes sociales sobre esta cuestión, pido humildad a mis amig@s científic@s, y que se evite la censura y la difamación, sobre disciplinas en las que muchas personas han dedicado su vida a la investigación.

 

Además, considero urgente que el gobierno de España deje atrás la censura y la persecución a las terapias naturales (que en Facebook en concreto está siendo contratada a las empresas Maldita y Newtral entre otras):

https://elpais.com/tecnologia/2019/03/12/actualidad/1552350738_032029.html

 

No entiendo por ejemplo, entre otras cosas, que no se haya manifestado (si es que no ha participado), ante la censura del canal Mindalia TV por parte de Youtube, cuando la mayoría de sus contenidos son, no sólo inofensivos, sino muchos de ellos (como el canal de Yoga que tenía Ramiro Calle) beneficiosos y probados científicamente. Es cierto que quizá algunos vídeos son demasiado pretenciosos y potencialmente peligrosos, como los relativos al coronavirus, pero me pregunto: ¿no podrían haber censurado sólo esos vídeos concretos y no el canal entero?

 

Quienes me conocéis sabéis que no soy de izquierdas ni de derechas, y no tengo una inclinación política ni ideológica concreta. Pero considero que en esto el gobierno de España se está equivocando mucho.

 

4. Crencias culturales y sociales. Por último y no menos importante en cuanto a peligrosidad se refiere, están las creencias culturales y sociales, que muchas veces tienen que ver con la religión, pero otras veces no.

 

Es el caso de las creencias limitantes. Creencias que nos acompañan también desde pequeñ@s y que nos inculcan en nuestra familia, escuela y entorno social. Creencias respecto a la apariencia física, a consumir ciertos alimentos o a llevar un modelo de vida concreto.

 

Creencias como que ser pobre es bueno y ser rico es malo, que el dinero o el poder corrompen a las personas, o viceversa, que el dinero o las posesiones son la clave para la felicidad.

 

Si yo creo que el dinero es malo, nunca tendré dinero. Si por el contrario, creo que el dinero es la fuente de la felicidad, no seré capaz de tener una vida modesta.

 

Muchas veces, tenemos la costumbre de relacionar la cultura con el estatus social o con una ideología concreta, o de juzgar a las personas por su forma de vestir o de actuar.

 

                                                                                                                 Imagen de Anastasia Gepp en Pixabay

Otras creencias perjudiciales son que todes les polítiques son corruptes, que si me meto en política voy a acabar igual o que apoyar a las ONGs no tiene sentido porque el dinero se lo quedan ell@s y no va a llegar nunca a su destinatario. De esto último también hablo en este artículo:

Excusas típicas para no donar a ONGs y cómo rebatirlas