10.8.15

Cómo me ayudaron los libros de autoayuda y la psicoterapia

En mi artículo Misticismo cristiano: crónica de un católico "por convención"  hablé un poco de mi "despertar espiritual".

Antes de mi despertar y transformación, era una persona deprimida, misántropa, estaba todo el día enfadado, discutía con todo el mundo, discriminaba a quien no pensaba como yo...

Hasta que conocí a una profesora de la Facultad de Educación de la UCM (y lo digo con gratitud también a esta facultad que tanto me ha aportado) que me cambió la vida. Me pasaba todo el día en su despacho y me decía cosas de mí que nunca nadie me había dicho, me decía que era muy valiente cuando toda la vida pensé que había sido un cobarde, que yo no estaba loco por ser diferente, etc. 

Me recomendó el libro de "El poder del AHORA" que también me transformó, y comencé a hacer terapia de Constelaciones Familiares.

Desde entonces mi vida empezó a dar un giro de 360°, empecé a ser feliz por primera vez (después de una infancia y adolescencia traumáticas, en las que llegué a vivir episodios de "bullying" en el colegio hasta que aprendí a ponerme en mi sitio), empecé a mostrar gratitud hacia mi madre y mi padre, dejé de vivir en mis sueños y en mi mente, y empecé a vivir, comenzando así el proceso de materialización de todo lo que había soñado con hacer.

A partir de entonces empecé a leer más y más libros de filosofía, psicología y autoayuda, como "Ética para Amador", "Inteligencia Emocional", "El monje que vendió su Ferrari", "Usted puede sanar su vida", "Actitud mental positiva", "Despertando el gigante interior", "Fluir", "El Elemento", documentales como "El Cambio", "El Viaje Interior", "Y tú qué sabes?", "The Secret", "El Efecto de la Sombra"... a parte de releer los clásicos de espiritualidad como "La Biblia", "Tao Teh King", "Bhagavad Gita" y algunos sutras de Buda.

Al principio todo era teórico pero poco poco, con el paso de los años comencé a poner en práctica lo que leía (como dice Swami Sivananda "1 gramo de práctica equivale a toneladas de teoría", aunque la teoría hay que leerla) y comencé a hacer meditación, yoga y tai chi y a incorporar frutas y verduras a mi dieta.

Cumplí mi sueño de viajar a Hollywood a estudiar en Musicians Institute, dejé mi trabajo en el banco progresivamente, primero a media jornada, mientras diseñaba mi escuela y mi sueño: www.fmth.es y finalmente he conseguido ser mi propio jefe a tiempo completo.

Hoy todo mi sufrimiento, mis ataques de ansiedad y de pánico me parecen como un viejo sueño, gracias al cual he llegado a donde estoy ahora.

Ahora soy la persona más feliz del mundo (habría que hacerme el test que le han hecho a Matthieu Richard jeje)

Es tanto lo que tengo que agradecer a la Filosofía, a la Psicología y a los libros de Autoayuda que no me queda otra que compartirlo con quienes me rodean e insistir una y otra vez que sí que funcionan, que tu vida sí puede convertirse en lo que tú desees. 

Es como quien encuentra un tesoro que necesita compartirlo con el mundo.


2 comentarios:

Anonymous said...

Me identifico completamente con lo que dices.

Un saludo.

Santiago Pigmalión said...

Muchas gracias, me alegro mucho :)